Problemas generados por el exceso de capital

La falta de capital genera problemas a nivel económico y da base a la falta de crecimiento que, tarde o temprano, llevan a la pobreza. Sin embargo, un exceso del mismo también genera inconvenientes. Ya que la forma principal a través de lo cual realiza esto, se debe a que crea burbujas financieras. El exceso de capital en una economía se da cuando los ahorros son mayores que la oportunidad de inversión.

El capital es imprescindible para invertir. El problema radica cuando las posibilidades de inversión son menores, como suele ocurrir actualmente en la economía digital. Asimismo, también se presencia en los países donde hay un mayor crecimiento del PIB; en esta misma se encuentran una situación donde los ahorros producidos son superiores a las oportunidades de inversión.

Problemas generados por el exceso de capital

El capital acumulado es principalmente de tres tipos: acciones de empresas, capital inmobiliario y activos líquidos. No debería de ser extraño que en una situación de exceso de capital una de las principales vías de explosión llegara a ser una burbuja inmobiliaria, como ha ocurrido por décadas en el mundo; ya que las inversiones inmobiliarias suelen ser especulativas, no productivas. Al final el precio de los activos inmobiliarios termina cayendo lo que ocasiona una gran crisis que lleva a convertirse en una gran recesión.

Qué problemas pudiesen generar en la parte empresarial

El sector empresarial también ha sufrido de burbujas ya no ha sido importante los rendimientos de las acciones fundamentales de las empresas; sino el adquirir un beneficio mediante la especulación. La bolsa también ha sufrido de caídas.

Asimismo, el exceso de capital también genera una gran cantidad de aumento en la deuda global, hoy en día las economías poseen un récord histórico de endeudamiento; invariablemente de si la deuda es pública o privada. Es imprescindible estudiar los diversos vehículos para efectuar inversiones en otras áreas que no nos hagan dependiente de las fuentes principales de nuestras riquezas; de esta manera evitaremos los problemas derivados de exceso de capital.

Los clientes siempre mentirán

A nivel histórico, los clientes siempre mentirán; esto se ve desde hace mucho y una de las cosas en donde se daban cuenta era mediante a un cuestionario que se le realizaba y les hacías rellenar exámenes en los cuales le preguntabas: sus principales necesidades, cuáles características valoraban más y menos en los productos y qué sugerencias podrían proporcionar para mejorar los productos ya vigentes.

Se le pedía que escribieran en una carta sobre cuál sería el producto ideal que le gustaría que realizará mediante este catálogo de necesidades; luego de pasarlo por un extenso filtro del sentido común, construíamos un producto personalizado y, a medida de ciertos requisitos que nuestros clientes declaraban como imprescindibles los lanzamos al mercado y conseguíamos ventas paupérrimas.

Los clientes siempre mentirán

Este escenario corresponde aproximadamente al 80% de los productos lanzados al mercado; a pesar de que muchos libros de marketing afirman que es la mejor fórmula para construir un producto. Es sabido que un producto debe basarse en las necesidades del cliente; sin embargo, es importante que sepas que los clientes mienten, no de manera voluntaria; pero si respecto a lo que se supone que deberíamos creer con lo que estaría bien tener; igual que lo que nos gustaría tener con lo que deberíamos tener, y más aún sobre lo que estarían dispuesto a pagar.

Clientes siempre mentirán por distintos puntos

Nos hemos centrado en tomar decisiones mediante complicados estudios de mercado, encuestas o grupos de atención, en lugar de entenderlos directamente –siendo la forma más óptima de saber si nos “mienten”. A lo cual, las preguntas deberán centrarse en descubrir:

  • Contexto: Qué hará el cliente antes y después de consumir o usar nuestro producto/ servicio.
  • Definición: Cuál es la necesidad o qué problema necesitarás resolver.
  • Importancia: Es resolver el trabajo de la mejor manera posible para el cliente.
  • Frecuencia: Cada cuanto tiempo sucede la necesidad.
  • Tracción: Qué nivel de frustración le produce al cliente el no encontrar una solución adecuada.

Para lograr entender de forma adecuada estas variables no bastará con realizar preguntas al cliente; se debe observar, empatizar con él y percibir su frustración.

Las Pymes y Criptomonedas

Las Pymes y Criptomonedas tienen cada día más un papel muy activo al momento de hacer negocios. Las criptodivisas se encuentran en boca de todos. Como es de saber, consisten en medios digitales que permiten hacer todo tipo de transacciones, logrando que el término «Internet del valor», existiera.

Hacemos referencia a las Apps en Internet que proporcionan la facilidad de intercambiar valores en criptodivisas. Tal valor podría enfatizarse en las propiedades intelectuales, contratos o algún tipo de propiedad o acción en general que tenga valor comercial.

Las Pymes y Criptomonedas

Las criptodivisas no poseen intermediarios; por lo que toman el camino de comprador/vendedor de forma directa.

Por tal motivo, hoy en día se ha visto un aumento exponencial del número de Pymes que decidieron emplear las Criptomonedas como una forma de pago. Esto debido a que pueden ejecutar una variedad de acciones sin ser restringidos por temas de cantidad; lo mejor de todo, con un nivel de seguridad mayor, principalmente por parte de la privacidad.

Las empresas tendrán la capacidad de decidir contratar a una persona, sin considerar en qué parte del mundo se encuentren para ejecutar actividades que no requieran de supervisión. Popularmente, el pago personal puede tonarse confuso al intentar hacer un cambio de divisas. Sin embargo, al hacer uso de las Criptomonedas, todo se vuelve más sencillo.

La realidad de uso en contra los Pymes y Criptomonedas

Por su puesto, esta acción no ha sido empleada de forma masiva y debe considerarse que existe una realidad innegable donde cada vez es mayor el número de emprendedores que hacen uso del método. Como en el caso de Bitcoffe, una cafetería que mezcla el sector tecnológico para crear un ambiente futurístico. Una de las ideas de esta compañía es crear un programa de loyalty; para Bitcoffe que se base en una criptomoneda propia.

Esto deja por supuesto que las Pymes y las Criptomonedas se han convertido en grandes aliados; donde cada vez contemplaremos más este tipo de aplicaciones en diversos sectores de la economía.

Las empresas dominantes

Dentro del análisis que se realizan a las compañías al respecto de las empresas dominantes de diferentes países; se incluyen factores como los ingresos brutos y netos; donde, en general, se pueden comparar los datos del año vigente con el de los anteriores y la forma en la que han beneficiado el PIB del país desde su fundación. Pero, al fin y al cabo, ¿por qué realmente se produce el crecimiento económico de una Nación mediante las empresas? Esta pegunta será respondida en las próximas líneas.

Afirmar que la calidad, eficiencia y la posición dominante de las empresas adyacentes en un país son la razón del crecimiento económico, sería solo la punta del iceberg; ya que de crear más empresas todos los males económicos podrían resolverse. Sin embargo, es un tema muy complicado; ya que al analizar la evolución de diversos sectores o mercados de la economía a lo largo del tiempo, como en el caso del sector de la minería, que luego de la segunda revolución industrial se demandaron nuevos materiales como el zinc, aluminio, manganeso, cobre y acero; por lo que se crearon empresas para satisfacer esta demanda.

Las empresas dominantes

Ejemplos claros de las empresas dominantes

A forma de ejemplo; 3 de las 4 empresas más relevantes del sector de la minería hoy en día se crearon en esa época. La conclusión es que hubo un momento adecuado para crear empresas de minería.

La época se aprovecho por quienes lograron hacerse con el nuevo mercado; mientras que, con el resto, no se saben si será imposible; pero si será muy difícil el poder crear una empresa a nivel de las 4 más grandes del mundo del sector minero.

Otro ejemplo: es la posición dominante se observa en el sector automovilístico. Las empresas dominantes que controla gran parte del mercado se crearon en base de esto; también luego de la revolución industrial y se han mantenido desde ese entonces, lo que ayudó a mantener su posición dominante.

Sin embargo, también merece la pena hacer mención que en la nueva economía las tecnologías están cambiando la forma de funcionar de los agentes económicos; por lo que, actualmente se están creando las empresas que se cree dominaran los mercados en los próximos 100 años.

La principal razón por la que las empresas fracasan

Existen muchas razones por las cuales se ven que las empresas fracasan; en muchos casos, los proyectos ni siquiera se concluyen cuando el fracaso es completamente inminente; debido a cambios bruscos dentro del mercado. En este artículo haremos mención de una de las causas en particular, anclada hasta el tuétano en procrastinar, y que suele vestirse como una acción sabía y cautelosa; pero termina dando el efecto contrario de lo que se aspira.

Dedicarse más tiempo a planificar y no tomar acción es la principal causa de “muerte” en los negocios. Es bien sabido que no puedes “tirarte a la piscina de cabeza”; es decir, lanzarte al mercado sin antes haber realizado algunas investigaciones sobre lo que realmente necesitan los clientes.

La principal razón por la que las empresas fracasan

Sin embargo, esto jamás podrá figurar como una excusa para no introducirse en el mismo. Esta es una enfermedad conocida como “parálisis por análisis”; la misma se suele considerar como un signo del miedo, algo normal y sano; pero que debemos dominar.

Qué problemas son lo que se ven más cuando las empresas fracasan

La búsqueda del momento o la idea perfecta son quienes dan vida a esta equivocación, y es un problema fácil detectar; ya que invertimos una elevada cantidad de tiempo al crear un plan de negocio perfecto, realizar un análisis súper exhaustivo, y al concluirlo, trataremos de encontrar otra excusa antes de lanzarnos en el mercado, o por lo menos para retardar tal acción.

Es imprescindible que sepas que nunca encontrarás suficiente seguridad de que funcionará tu negocio; así tengas cálculos minuciosamente elaborados. Tras lanzar tu idea al mercado te percatarás de que ningún plan de negocio sobrevivirá tras entrar en contacto con la realidad; lo mismo ocurrirá con tu producto, a pesar de que lleves meses dedicando tus esfuerzos en lograr que quede perfecto.

Una de las mayores frases que hace alusión a esta problemática reza que: “si al lanzar su primer producto al mercado no te avergüenzas completamente es que tú lo has lanzado demasiado tarde”.