Utilizando la mentalidad de Mercadona en nuestra empresa

Estamos seguros que si a alguien de nuestro país le hablamos de cual es una de las empresas del sector de los supermercados que primero le viene a la cabeza aparecerá rápidamente el nombre de Mercadona, y es que esta empresa de relativamente novedosa expansión aun que con una historia algo más larga de lo que muchos conocen, ha sabido darse a conocer a través de sus inumerables establecimientos y su calidad precio. Este sector tiene una competencia feroz y todos sabemos quienes son los otros participantes en el mercado, grandes empresas y marcas como Lidl, Caprabo, Dia, Carrefour, Hipercor, entre otras luchan por una parte del pastel, del cual Mercadona parece tener una buena parte en propiedad.estrategia_mercadona

De todo esto podríamos extraer muchas conclusiones pero lo que queremos tratar en este artículo es de como un empresario denominado Joan Roig ha sabido aplicar una determinada estratégia al margen de infinitas operativas con la cual ha conseguido convertir una pequeña red de 8 establecimientos de una cadena familiar en un imperio visible a diario. Según algunos interesados en el caso Mercadona, dicen que los ejecutivos de esta compañía siempre llevan un céntimo de euro en el bolsillo, lo que puede sonar a broma o a algo anecdótico, es en realidad una fiel representación de la cultura de empresa que predomina en Mercadona y que muchos deberíamos aplicar en nuestras compañías, y es que cada céntimo cuenta.

Puede sonar algo excesivo el hecho de mirar al céntimo sobre todo en casos donde nuestra producción es más limitada o nuestros margen no se cuentan por céntimos de euro, pero lo cierto es que emplear la cultura de ahorro máximo sin menguar la calidad de sus productos es algo que todos deberíamos perseguir independientemente de nuestro sector, ya ofrezcamos productos o servicios, ya seamos pymes o grandes empresas. La parte más extraporable hacia nuestros negocios de esta cultura de ahorro y optimización del gasto, se puede comprender mejor con algunos ejemplos de la empresa de grandes superficies.

El aire que se almacena dentro de sus productos como pueden ser arroces o bolsas de patatas, el hecho de emplear tipologías de embases que sean más fácilmente apilables, que por ejemplo los que tienen formas más poligonales y que por tanto afectan al coste que una compañía como esta invierte en transporte, en almacenaje y en la logística en general, otros temas como impresión de etiquetas y muchos más son lugares donde el céntimo si es importante sobre todo cuando lo multiplicamos por 500.000 unidades.

De todo ello hemos de quedarnos con la esencia, del hecho de que aunque ofrezcamos un servicio seguro que este esta compuesto por decenas de pequeños aspectos como contrataciones de tarifas de luz, adquisiciones de iluminación, puertas, cortinas, contratación de personal, selección de gestoría, y muchas más donde si miramos al euro estaremos consiguiendo aumentar nuestro margen con cada paso y dando más opciones a nuestra empresa para salir adelante y triunfar, eso sí, siempre teniendo la premisa más clara de todas, la calidad no ha de reducirse o todo lo ganado por un lado se perderá multiplicado por el otro.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

shares