Las empresas dominantes

Dentro del análisis que se realizan a las compañías al respecto de las empresas dominantes de diferentes países; se incluyen factores como los ingresos brutos y netos; donde, en general, se pueden comparar los datos del año vigente con el de los anteriores y la forma en la que han beneficiado el PIB del país desde su fundación. Pero, al fin y al cabo, ¿por qué realmente se produce el crecimiento económico de una Nación mediante las empresas? Esta pegunta será respondida en las próximas líneas.

Afirmar que la calidad, eficiencia y la posición dominante de las empresas adyacentes en un país son la razón del crecimiento económico, sería solo la punta del iceberg; ya que de crear más empresas todos los males económicos podrían resolverse. Sin embargo, es un tema muy complicado; ya que al analizar la evolución de diversos sectores o mercados de la economía a lo largo del tiempo, como en el caso del sector de la minería, que luego de la segunda revolución industrial se demandaron nuevos materiales como el zinc, aluminio, manganeso, cobre y acero; por lo que se crearon empresas para satisfacer esta demanda.

Las empresas dominantes

Ejemplos claros de las empresas dominantes

A forma de ejemplo; 3 de las 4 empresas más relevantes del sector de la minería hoy en día se crearon en esa época. La conclusión es que hubo un momento adecuado para crear empresas de minería.

La época se aprovecho por quienes lograron hacerse con el nuevo mercado; mientras que, con el resto, no se saben si será imposible; pero si será muy difícil el poder crear una empresa a nivel de las 4 más grandes del mundo del sector minero.

Otro ejemplo: es la posición dominante se observa en el sector automovilístico. Las empresas dominantes que controla gran parte del mercado se crearon en base de esto; también luego de la revolución industrial y se han mantenido desde ese entonces, lo que ayudó a mantener su posición dominante.

Sin embargo, también merece la pena hacer mención que en la nueva economía las tecnologías están cambiando la forma de funcionar de los agentes económicos; por lo que, actualmente se están creando las empresas que se cree dominaran los mercados en los próximos 100 años.

La principal razón por la que las empresas fracasan

Existen muchas razones por las cuales se ven que las empresas fracasan; en muchos casos, los proyectos ni siquiera se concluyen cuando el fracaso es completamente inminente; debido a cambios bruscos dentro del mercado. En este artículo haremos mención de una de las causas en particular, anclada hasta el tuétano en procrastinar, y que suele vestirse como una acción sabía y cautelosa; pero termina dando el efecto contrario de lo que se aspira.

Dedicarse más tiempo a planificar y no tomar acción es la principal causa de “muerte” en los negocios. Es bien sabido que no puedes “tirarte a la piscina de cabeza”; es decir, lanzarte al mercado sin antes haber realizado algunas investigaciones sobre lo que realmente necesitan los clientes.

La principal razón por la que las empresas fracasan

Sin embargo, esto jamás podrá figurar como una excusa para no introducirse en el mismo. Esta es una enfermedad conocida como “parálisis por análisis”; la misma se suele considerar como un signo del miedo, algo normal y sano; pero que debemos dominar.

Qué problemas son lo que se ven más cuando las empresas fracasan

La búsqueda del momento o la idea perfecta son quienes dan vida a esta equivocación, y es un problema fácil detectar; ya que invertimos una elevada cantidad de tiempo al crear un plan de negocio perfecto, realizar un análisis súper exhaustivo, y al concluirlo, trataremos de encontrar otra excusa antes de lanzarnos en el mercado, o por lo menos para retardar tal acción.

Es imprescindible que sepas que nunca encontrarás suficiente seguridad de que funcionará tu negocio; así tengas cálculos minuciosamente elaborados. Tras lanzar tu idea al mercado te percatarás de que ningún plan de negocio sobrevivirá tras entrar en contacto con la realidad; lo mismo ocurrirá con tu producto, a pesar de que lleves meses dedicando tus esfuerzos en lograr que quede perfecto.

Una de las mayores frases que hace alusión a esta problemática reza que: “si al lanzar su primer producto al mercado no te avergüenzas completamente es que tú lo has lanzado demasiado tarde”.

La lujuria y la pereza dentro de las empresas

¿Sabías que los pecados capitales se usan de forma metafórica a los errores cotidianos de los emprendedores?  En este artículo te plantearemos dos, la lujuria y la pereza.

La lujuria y la pereza dentro de las empresas

Definición de los términos lujuria y la pereza

La lujuria: Dedicarte a generar diversos planes de negocios imaginando quiénes serán los clientes; cómo comprarán, cuál es el tamaño del mercado, en lugar de salir a hablar con los clientes y preguntarles, es un grave error. Con esto no se quiere decir que no sea imprescindible tener un plan de negocios; sin embargo, es ideal tener un modelo de negocios donde pienses en adquirir los clientes y luego en facturar.

Los negocios se resumen en 10% inspiración y 90% transpiración, la idea perfecta no existe, y a pesar que la clave se basa en la ejecución y no en la ideación; deberás de obsesionarte con probar, ejecutar y volver a probar, no con planificar. Comenzar sin tener objetivos claros, ambiciosos y cuantificados es uno de los principales errores; ya que a pesar de que estos objetivos cambiarán es necesario que los establezcas, ya que ellos son los quienes te darán la inspiración y persistencia.

Pereza: Es muy habitual que las personas dediquen tiempo y esfuerzo únicamente a la parte que más le llama la atención; esta puede ser, diseñar, programar, o como últimamente es presenciado, los medios sociales. Céntrate en lo importante, te guste o no.

También, debes tomar con calma cada una de las etapas de tu nueva empresaya que ocurrirán hechos relevantes cada semana y en caso de que no sea así, significa que vas muy lento.

No tomes esto en cuenta, para no fracasar

La fe ciega y la complacencia llevarán al fracaso a tu empresa, siendo uno de los principales errores que el que directiva de la compañía delega las primeras ventas a otras personas. Es imprescindible que el director de la empresa mire directamente a sus clientes, escucha sus quejas, sus dudas y comprendas sus problemas.

La envidia y avaricia dentro de las empresas

¿Sabías que los pecados capitales tienen una base metafórica dentro de los errores más cometidos por los empresarios? En este artículo te mostraremos cómo la envidia y la avaricia pueden perjudicar a nuestra empresa.

La envidia y avaricia dentro de las empresas

Definición de los términos  envidia y la avaricia

Envidia:  Copiar lo que funcionó a otras personas es un grave error empresarial; si bien es cierto que es necesario conocer a la competencia, tanto de forma directa como indirecta; pero únicamente para comprender puntos que los llevaron al éxito.  En caso de que intente competir en base a las reglas de tus competidores y, a la vez, intentar ser mejor que ellos, estarás muerto.

Fijar un modelo de negocio en la fase de planificación y ejecutarlo de forma terca, sin esperar recibir retroalimentación; es la mejor forma de destruir una empresa. Por lo cual, se recomienda explorar el mercado a través de clientes reales y no en base a mera especulación.

Avaricia: No compartir información relacionada al proyecto con otros emprendedores, amigos, proveedores parientes, o clientes, es otro grave error. Ya que esto te ayudará a recibir retroalimentación; por lo que es importante que tengas la mente abierta para escuchar las nuevas ideas planteamientos y críticas.

Luego de transcurrir un largo periodo de tiempo, donde el cual tu proyecto pudiese no prosperar; debes evitar culpar al mercado quien todavía probablemente no ha sabido entender el producto; existen casos excepcionales donde el producto es rápidamente acogido por el público, pero son contados. Al elaborar tu plan de negocios, debes decidir el conjunto de factores que definirían la muerte del proyecto y no basarse en la carencia de rentabilidad

Qué se debe tener en cuenta para comenzar en este negocio

Por otro lado, intentar atesorar a los clientes transmitiéndole la idea de que los competidores proporcionan un producto inferior o de menor calidad al tuyo, es inadecuado. Si el cliente está contigo deberá ser porque le encanta tu producto y porque se siente identificado con tu compañía; por tal motivo, trabaja siempre en ofrecer valor y no bajo una filosofía competitiva.

La crisis en Grecia

Grecia se encuentra en una situación muy estresante desde las últimas décadas; esto debido a que el paro se mantiene en cifras desorbitadas y los niveles de exclusión social y de pobreza llega en el 35% de los habitantes, asunto que resulta insoportable para la población en general. Lo mismo se reconoce como la crisis en Grecia, situación por la cual muchos han tenido que emigrar.

La crisis en Grecia

Es un tema que puede dejar a más de una persona estupefacta; ya que Grecia, es un país que al ser perteneciente al Euro es de extrañar haya sufrido una crisis de este nivel. Sin embargo, este es un patrón que se asemeja al de otras economías; siendo la principal causa de este asunto la entrada de capitales extranjeros que obtuvo popularidad luego de la creación del euro en el año 1999.

Esto ocasionó que los inversores tuvieran garantías superiores; ya que los países como Alemania, España o Italia, comparten las mismas monedas.

Posibles soluciones sobre la crisis en Grecia

Es bien sabido que la entrada de capitales puede ocasionar que una economía crezca; pero siempre de forma artificial. Las inversiones de capital no son productivas, sino que son tomadas en forma de préstamos mediante; por ejemplo: la deuda pública, lo que no implica un aumento en la competitividad a nivel empresarial.

Estas capitales terminarán en manos de políticos corruptos, en Juegos Olímpicos superfluos o infraestructuras innecesarias. Pero como todo préstamo, este deberá de ser devuelto; debido a la llegada de la gran recesión se ha producido una crisis de confianza de los inversores con Grecia; ya que ha sido muy difícil que el país responda a sus obligaciones financieras.

Por lo que, el gobierno tuvo que apretarse el cinturón y obligadamente bloquear la estrategia que por mucho tiempo venían utilizando; esto dio como resultado que en los últimos años más préstamos fueran imprescindibles para cubrir los anteriores y mientras tanto, las joyas de la corona como el caso de los puertos tuvieron que ser vendidos.