La financiación si eres autónomo

 

Una de las claves fundamentales que necesita todo autónomo, es cubrir sus necesidades económicas. Sin embargo, los resultados obtenidos por unos y otros pueden oscilar en función de la planificación previa que se haya realizado con anterioridad. De hecho, no son pocos los empresarios y en general, autónomos, que terminan por presentar problemas en torno a esta cuestión.

la-financiación-si-eres-autónomo

Cómo puedes obtener financiación si la necesitas

El entorno próximo

Del inglés, amigos, familia y grupos cercanos, consiste en básicamente pedir ayuda al entorno para obtener financiación para ejecutar una idea dada o situaciones similares. Sin embargo, cuando no existe esta posibilidad por el motivo que fuese, se debería acudir a otras fuentes de financiación.

Es una posibilidad realmente para aquellos pequeños empresarios que cuenten con necesidades financieras no excesivamente amplias.

Acudir a un banco para estudiar tu caso

Los bancos, son una de las primeras opciones que deberías tener en consideración si deseas obtener liquidez y poder así, abonar todas las facturas o pagos que tuvieras en un momento dado. No obstante, no todos los pequeños empresarios o autónomos tienen resueltas sus necesidades con este planteamiento.

Las entidades financieras cuentan con sistemas muy complejos en cuanto a la accesibilidad de crédito y por ello, al menos en el total de los casos no resultan válidos.

La opción de los microcréditos

Si tus necesidades no son demasiado elevadas, puedes optar por un microcrédito para ponerte al corriente con tus pagos o necesidades. Se trata de una manera estupenda con la que superar diferentes adversidades relacionadas con el crédito y su acceso es realmente más sencillo que en el caso de por ejemplo, las entidades bancarias.

Numerosos autónomos acuden a esta opción cuando por ejemplo, deciden comenzar un negocio y tienen que cubrir una serie de gastos no demasiado elevados. Así, se puede obtener una ayuda por cantidades que en general, no suelen exceder los 300 euros como cifra genérica.

Plataformas colaborativas como el caso del Crowdfunding

Se trata de una posibilidad que quizás hayas escuchado hablar. Si en un momento dado, requieres de una ayuda económica con la que iniciar un negocio o idea cualesquiera, el denominado como crowdfunding es una opción extraordinaria porque con la ayuda de otras personas se puede conseguir el éxito en un espacio de tiempo adecuado.

Las personas que apoyarían este sistema de financiación colectiva hacen las funciones de inversores, existiendo una vinculación con la persona o el grupo de persona que quisieran desarrollar la idea. Es una opción realmente recomendable sobre todo, en el caso de proyectos de índole tecnológica. No obstante, es también aplicable a otros ámbitos.

La intervención de Business angels

Es un término que está muy de moda sobre todo, en países de habla inglesa. Si tu necesidad de financiación es ciertamente elevada, es quizás de las mejores opciones las que acudir. Normalmente, suele optarse por el sistema de financiación de Business angels cuando las cantidades necesarias son superiores a los 100.000 euros.

Ahora tú, ¿conocías estos sistemas en base a los cuales podrías financiar tu idea de negocio?

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

shares