El gula y la ira dentro de las empresas

Bajo un ámbito metafórico, la ira y la gula, son dos de los pecados capitales; que tienen cierto tipo de influencia en el sector empresarial. En este artículo te mostraremos cuáles son.

El gula y la ira dentro de las empresas

Significado del gula y la ira

Gula

Obsesionarse con una idea y desear ejecutarla tal cual, sin tomar en cuenta la opinión del mercado; es uno de los principales errores de los emprendedores; ya que el 99% de las veces de la idea original a la ejecutada no hay muchas similitudes. Por lo cual, hay que saber cuál es la mejor forma de adaptar el producto al modelo de negocio.

A pesar de que sería encantador que los gastos fueran los esperados y que el dinero durara por mucho tiempo; es imprescindible que conozcas que te será muy difícil conseguir crédito, invariablemente de si trata de un inversor privado o de un banco, el dinero se te acabará antes de lo esperado; por lo que, al momento de iniciar un negocio es recomendable que dupliques los gastos y dividas los ingresos estipulados para poder tener una expectativa real.

Asimismo, se recomienda vivir bajo la modalidad de inversor inteligente; evitando así malgastar el dinero poseído en banalidades como mejor mobiliario y enfocarse en estirar cada centavo.

Ira

Enfadarse, desanimarse y echarte atrás ante un fallo, inconveniente o error; es uno de los más grandes errores que pueden cometerse cómo emprendedor. Debes recordar que emprender es una escalera de pequeños fracasos mediante los cuales aprenderás y en el proceso sufrirás muchísimo; así que es importante que te prepares mentalmente. La resiliencia será una de las principales cualidades a desarrollar como emprendedor.

La indecisión y la falta de foco son otros graves problemas; ya que a causa de la enorme cantidad de tareas que se deben realizar es muy fácil escoger aquellas que no son relevantes; por lo que es imprescindible que antes de cualquier ejecución te hagas la pregunta de si será fundamental para el crecimiento de la empresa, en caso de no serlo, solo delegada.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.