¿Qué son las Finanzas Personales?

El concepto de Finanzas Personales es uno de los más importantes cuando hablamos de Economía Doméstica. Se trata de un punto clave en la economía diaria de todos los hogares, y algo que debemos dominar si queremos llevar un buen control de nuestra economía. Mediante el presente artículo te lo explicamos de un modo más extendido para que lo puedas entender de una forma sencilla.

 

Finanzas Personales

Finanzas Personales. ¿Qué es?

De un modo muy resumido, se trata de la Contabilidad a modo individual de cada persona. Es decir, el balance entre los ingresos y los gastos a lo largo de un periodo, bien mensual, o bien anual.

Teniendo en cuenta el dinero que se ingresa se manera periódica (normalmente de forma mensual, gracias a la nómina, pero puede ser cualquier tipo de ingreso en cualquier otro periodo, rentas de alquileres, rendimiento de cuentas bancarias, acciones en bolsa, etc.) se llevará el control de los gastos que tenemos que hacer frente, también de forma periódica (hipoteca, luz, agua, etc.) o bien de forma esporádica (compra en el supermercado, gasolina, peluquería, regalos, etc.)

Tipos de Finanzas Personales

Vamos a extender un poco más el concepto explicado en el punto anterior. Como comentábamos, los ingresos y los gastos podemos desglosarlos en diferentes conceptos.

Por ejemplo los ingresos podrían provenir de diversas fuentes:

  • Por un lado, contamos con una serie de ingresos de diversas actividades como puedan ser por ejemplo, la renta de nuestro trabajo, el cobro de algún alquiler, o los beneficios obtenidos mediante acciones en bolsa.
  • Por otro lado tenemos los diferentes gastos a los que tenemos que hacer frente en nuestro día a día (seguros, comida, gasolina, luz, gas, teléfono, Internet, etc).
  • Aquellos ingresos generados en concepto de nómina, ya sea en el ámbito de la empresa o como profesional autónomo.
  • Ingresos derivados del alquiler de alguna propiedad.
  • Beneficios obtenidos de forma periódica o de forma extraordinaria gracias a acciones que podamos tener en Bolsa.
  • Algún ingreso extra proveniente de donaciones o regalos.
  • Premios obtenidos en sorteos de Lotería o cualquier otro medio.
  • etc.

Por otro lado, los gastos igualmente podríamos dividirlos en:

  • Pagos destinados a tarjetas de débito o crédito.
  • Pagos de Hipoteca.
  • Gastos frecuentes como Supermercados, Peluquería, Gasolina, etc.
  • Suministros, como Luz, Agua, Gas, Teléfono, Internet, etc.
  • etc.

Para llevar un buen control de nuestras Finanzas Personales, debemos controlar perfectamente el dinero que ingresamos y el dinero que gastamos, y hacer balance a final de mes (o de cualquier otro periodo elegido, aunque lo normal suelen ser balances mensuales) de tal forma que sepamos en todo momento si estamos ingresando más de lo que gastamos (ahorro) o si por el contrario estamos gastando más de lo que ingresamos (deuda).

Una óptima gestión de nuestras finanzas en el ámbito personal es imprescindible para gozar de una economía saludable.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

shares