La principal razón por la que las empresas fracasan

Existen muchas razones por las cuales se ven que las empresas fracasan; en muchos casos, los proyectos ni siquiera se concluyen cuando el fracaso es completamente inminente; debido a cambios bruscos dentro del mercado. En este artículo haremos mención de una de las causas en particular, anclada hasta el tuétano en procrastinar, y que suele vestirse como una acción sabía y cautelosa; pero termina dando el efecto contrario de lo que se aspira.

Dedicarse más tiempo a planificar y no tomar acción es la principal causa de “muerte” en los negocios. Es bien sabido que no puedes “tirarte a la piscina de cabeza”; es decir, lanzarte al mercado sin antes haber realizado algunas investigaciones sobre lo que realmente necesitan los clientes.

La principal razón por la que las empresas fracasan

Sin embargo, esto jamás podrá figurar como una excusa para no introducirse en el mismo. Esta es una enfermedad conocida como “parálisis por análisis”; la misma se suele considerar como un signo del miedo, algo normal y sano; pero que debemos dominar.

Qué problemas son lo que se ven más cuando las empresas fracasan

La búsqueda del momento o la idea perfecta son quienes dan vida a esta equivocación, y es un problema fácil detectar; ya que invertimos una elevada cantidad de tiempo al crear un plan de negocio perfecto, realizar un análisis súper exhaustivo, y al concluirlo, trataremos de encontrar otra excusa antes de lanzarnos en el mercado, o por lo menos para retardar tal acción.

Es imprescindible que sepas que nunca encontrarás suficiente seguridad de que funcionará tu negocio; así tengas cálculos minuciosamente elaborados. Tras lanzar tu idea al mercado te percatarás de que ningún plan de negocio sobrevivirá tras entrar en contacto con la realidad; lo mismo ocurrirá con tu producto, a pesar de que lleves meses dedicando tus esfuerzos en lograr que quede perfecto.

Una de las mayores frases que hace alusión a esta problemática reza que: “si al lanzar su primer producto al mercado no te avergüenzas completamente es que tú lo has lanzado demasiado tarde”.

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.